Por si no lo sabías ser tu mismo/a tiene un precio…

Tiene el precio de resistir en la tormenta y no claudicar cuando las cosas no van como esperabas.

Tiene el precio de que los mediocres quieran meterte en su molde (en sus creencias y en su forma de pensar).

Tiene el precio de pasar mucho tiempo y tener una gran charla a solas contigo mismo.


Tiene el precio de decir NO aún sabiendo que te va a costar un disgusto pero vas a mantener limpia tu dignidad.

Tiene el precio de aguantar burlas, que hablen de ti, que te critiquen, que opinen sin saber…

Tiene el precio de no quedarte a la altura de tus circunstancias, sino elevarte hasta el nivel de tus sueños.

Tiene el precio de desprogramar todo lo que te han programado desde niño/a y volver a aprender.

Tiene el precio de tener la humildad suficiente para reconocer que no sabes nada acerca de muchas cosas…

Pero que tienes la libertad de ser quien tú quieres ser y eso ¡NO TIENE PRECIO!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!